El bono que se necesita en el país.

El bono que se necesita en el país.

Desde finales del año 2017 y siguiendo una política similar iniciada por este sistema de gobierno, se promovió la entrega de una serie de “bonos” los cuales consideraban beneficios para el pueblo y que fueron llamados bonos de la patria, bono niño Jesús, bono de Reyes y recientemente Nicolás anunció bonos por familias de acuerdo al número de integrantes.

Si bien los beneficios sociales deben ser prioridad para todo gobierno, la distribución de recursos de manera indiscriminada, sin análisis, sin ningún tipo de esfuerzo, sin un valor real mas allá del deseo de obtener votos y aumentar los índices de respaldo a través de vagas estrategias populistas no es más que recurso perdido, y así se ha demostrado con una infinita cantidad de planes, programas, proyectos e iniciativas sociales que se desvanecieron en el tiempo, porque su único interés era generar votos.

Creo que en estos tiempos debemos dejar de ser tan inocentes o salir de esos esquemas de comodidad, pero sobre todo entender que por muy positivo que creamos que ese bono de 500.000 Bs. realmente va a generar cambios sustanciales, solo nos va a permitir comprar por esta semana (ya que los precios desvarían de un rato a otro) un Kg. de Queso blanco y 1/2 cartón de huevos, y es allí donde debemos preguntarnos ¿Qué sentido tiene darnos una migaja cuando mejor nos resultaría un mayor control de la economía, mejores oportunidades y más opciones para invertir y aumentar el poder adquisitivo?

Como todo ahora es cuestión de bonos, yo he pensado, que es momento de que comencemos a trabajar para ganarnos el bono de la conciencia, un bono que nos permita entender que nuestro deseo y nuestro pensamiento, que nuestra posición política, que el amor por el país, que el futuro de nuestros hijos, nietos, primos, hermanos no tiene un valor económico, no tiene un beneficio social que al cabo del tiempo les resultará una carga porque ya habrán alcanzado el objetivo real que es postrarse en el poder.

Un bono que nos recuerde que no por el simple hecho de recibir un beneficio debemos dejar un voto a su favor, que no por ello debemos ser participes del mayor desfalco y desgaste a un país de oportunidades y sueños para los que en él nacían, vivían y se venían a vivir…  un bono que nos haga creer en nosotros, en que así como damos el poder de llegar a un cargo, podemos y tenemos el derecho de salir de ellos cuando no funcionan, cuando no nos están cumpliendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *